miércoles, 21 de octubre de 2009

cambio de cara, cambio de máscara, la no-cara

2 comentarios:

BIPOLAR dijo...

hipocresía
¿se ha maquillado para operarse el rostro?

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En el fondo, es una reflexión sobre esta técnica con la que tan bien ilustras tus reflexiones últimas. No somos más que capas y trasparencias. Quizá, debajo, ni siquiera hueso. Por eso, la pausa con la que nos detenemos ante lo que nos desconcierta.