lunes, 2 de noviembre de 2009

nueva vida, abandono del trabajo y del tabaco


5 comentarios:

BIPOLAR dijo...

me abstraigo del título.
es rendirse
no luchar
abandonar.

Sandra García Gómez dijo...

El tabaco...hace los agujeros en tu trabajo.

XuanRata dijo...

Quien lo diría: era el guante el que nos aferraba a los barrotes...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ojalá sólo sean los restos de una victoria.

Nacho Carreras dijo...

Es bueno pensar que el abandono ha sido voluntario.


Gracias Javier,
Me alegra volver a ver tu trabajo que siempre da una perspectiva diferente.

Saludos.