lunes, 7 de diciembre de 2009

cantos rodados, las calles continúan cual ríos

5 comentarios:

Arañados signos dijo...

Con un breve apocalipsis de torrentes desencauzados, quizá creciera también limo, algas, helechos en las aceras

XuanRata dijo...

Y nuestros pies, la corriente que desgasta apenas, y que termina por encontrar su cauce, aunque a veces se pierda.
Si no las calles, al menos quedaran los cantos, que volverán a salir, como una mala hierba.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Los ríos deberían inundarlo todo para que nuestros pasos fueran más auténticos.

RR dijo...

En la ciudad lo ríos se ríen.

BIPOLAR dijo...

guirlache