viernes, 18 de diciembre de 2009

útiles de cocina, colgados de la pared, alimento

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

sólo la mirada puede hacer poética la cacharrería... ¿o ya lo era antes?

Aldabra dijo...

cacharros escarolados... ¡que sonido tan incomparable!.

biquiños,

BIPOLAR dijo...

cacharros desportillados. Y la bolsa ésa que raspaba un montón.

Aquí te iba a decir:
por lo menos habrá siete pues se come todos los días.