lunes, 18 de enero de 2010

bolsa de plástico, sobre tierra

6 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

quizá espera nuestro cadáver

XuanRata dijo...

Triste destino el de quien no es biodegradable.

BIPOLAR dijo...

Bodegón "Basura, Educación y Evolución"

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

Desde el punto de vista plástico me gusta.

Aldabra dijo...

dile de mi parte a Pedro, que no sea tan "tétrico", qué cosas se le ocurre pensar.

prefiero pensar que todavía guarda rastros del azúcar de las gominolas que contuvo.

en sí podría pasar por un simple objeto más decorativo en el suelo, pero siempre que pienso en el plástico veo imágenes de esos vídeos ecologistas que nos enseñan lo indestructibles que son estos deshecho humanos y el daño que causan a la naturaleza.

biquiños.

Anónimo dijo...

La bolsa no espera nuestro cadáver. La bolsa es un cadáver.