miércoles, 10 de febrero de 2010

amenaza, tras el cristal

4 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Quizá una mano amiga. Me gusta la fragmentación y la multiplicidad de estas miradas.

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

¿Puede ser que esté pidiendo ayuda, que te pares para ayudar?

Aldabra dijo...

tú le llamas amenaza y yo la titularía: defensa.

a mí me parece una mano que está parando algo, un golpe, un ataque.

una mano que protege el cuerpo que la posee.

bicos,

BIPOLAR dijo...

Manos de imperativo y prohibición que gritan ¡NO!