viernes, 26 de marzo de 2010

dosificando, veneno poco a poco

8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Acto evidente y repetido: escrupuloso en los guantes. Quizá no los use para tocar el dinero.

Myr dijo...

Qué estas últimas entradas tuyas, son de una serie mortuoria tipo:
"¿morituri salutant?"

Myr dijo...

UFFFF ¡Qué quinteto! Quizás hasta tenga pesadillas...

Myr dijo...

Habría que enviarlas a Strasbourg

Isabel Huete dijo...

En el fondo somos lo que consumimos y por eso lo tratamos con especial cuidado. Yo cada vez me parezco más al humo de los cigarrillos que consumo...
Besos grandes.

Aldabra dijo...

tú ves vienen, que sí, que las pastillas-drgoa son veneno, pero yo veo pastillas-salvación-alivio.

¿por qué no?

biquiños,

Silvia_D dijo...

Las odio :(

BIPOLAR dijo...

Los guantes son tan gruesos que cortan la transpiración de la piel.

Estos guantes me producen repelús.