lunes, 1 de marzo de 2010

rastro, virutas sobre pavimento mojado


6 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

rastros: sólo la sombra es más cierta

Silvia_D dijo...

Así me veo yo a días... hecha migas ;)
Qué bien poder volver a disfrutar de tus fotografías!! genial!!
Besos, Javi

XuanRata dijo...

Parece que las virutas quisieran rellenar los poros de la piedra. Hasta el rastro desaparece en la amalgama de los días. Pero qué bien huelen las virutas, ¿hay una carpintería cerca?

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

la vida deja esa huella...salud

Aldabra dijo...

virutas de papel
rastro de palabras
que un día fueron

bicos,

BIPOLAR dijo...

coco rallado
o heroína cortada